Volver

Fallo de la Corte Suprema sobre la tutela sindical

El pronunciamiento de la CSJN en el caso “Universidad Nacional de Rosario c/ Calarota, Luis Raúl s/ exclusión de tutela sindical” reviste importancia al afirmar la protección de la tutela sindical frente a los intentos de empleadores por menoscabarla. En el caso, la Universidad había solicitado que se excluyera de tutela sindical al docente demandado, delegado del gremio de docentes universitarios. Cabe señalar, que la tutela sindical es una protección adicional al/la delegado/a para que realice actividad gremial sin temer represalias del empleador por ello y garantiza estabilidad en el cargo.

La Cámara Federal de Apelaciones de Rosario había confirmado la sentencia en primera instancia que admitió la exclusión de la tutela. Los jueces de cámara aceptaron el procedimiento “abreviado” con el que la Universidad pretendía quitar la tutela sindical considerando que eran suficientes las circunstancias que se invocaban  sobre el presunto mal desempeño del docente. La Universidad sostenía que luego de ese procedimiento abreviado, el docente podía discutir en otro proceso judicial el fondo del asunto (las alegaciones de mal desempeño), como cualquier otro trabajador “no tutelado”.

La Corte Suprema revocó el fallo, con voto de la mayoría de sus Ministros, y mandó a dictar una nueva sentencia. Señaló que es deber custodiar la garantía dispuesta por el art. 14 bis de la Constitución Nacional sobre estabilidad del representante sindical, en consonancia con el Convenio 135 de la OIT y las disposiciones de su Recomendación 143. A su vez, invocó las decisiones del Comité de Libertad Sindical del Consejo de Administración de la OIT, que señala que toda normativa y doctrina contribuye a interpretar los alcances de la tutela que goza el representante sindical. La tutela se encuentra expresamente consagrada en el art. 48 de la Ley de Asociaciones Sindicales, e  impide que el empleador suspenda, despida o modifique las condiciones de trabajo del trabajador/a sin un juicio anterior de exclusión de tutela.

El fallo de la Corte confirmó que para que sea efectiva la tutela, los jueces deben verificar que exista una “justa causa” comprobada. Es decir, el empleador debe indicar cuál es la medida que se pretende adoptar respecto del trabajador, para que los jueces puedan verificar si las razones que invoca para pedir la exclusión de la tutela son proporcionales a la medida que se pretende adoptar. Esta cuestión fortalece la garantía de estabilidad del delegado/a y salda algunas discusiones existentes en algunas jurisdicciones sobre los representantes sindicales y la libertad sindical.


Fuente: CIJ