Volver

Para que los comedores escolares sean gratuitos

La Multisectorial por la Escuela Pública denunció que un nuevo ajuste dejará a muchos chicos sin comida a partir de mañana en las escuelas públicas de la Ciudad.


La Multisectorial por la Escuela Pública, integrada por familias, estudiantes, cooperadoras y organizaciones sindicales y sociales, presentó  en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires un proyecto de ley para la universalización y la gratuidad del servicio de comedores escolares, refrigerio y viandas en la escuelas porteñas. La presentación se dio en el marco del lanzamiento de una campaña por el aumento del presupuesto educativo. 

El secretario general de UTE y Gremial de Ctera, Eduardo López, dijo que ambas iniciativas son “necesarias y urgentes”. “Cuando asumió Mauricio Macri como jefe de gobierno en 2007 el presupuesto educativo era del 30 por ciento del total. Hace 13 años que están y el presupuesto está en 17 por ciento porque lo bajaron un punto por año”.

Una de las razones de la urgencia es que, a menos que el gobierno porteño revea la resolución que tomó, a partir de mañana un nuevo recorte se aplicará en los comedores escolares –ya se viene implementando el ajuste por vía de la disminución de la calidad y cantidad de las raciones–.

Ahora es el turno de los chicos: aquellos cuyos padres no hayan logrado completar los engorrosos trámites para solicitar la beca alimentaria, deberán pagar 110 pesos diarios, llevarse una vianda o dejar de almorzar.

“Quieren dejar sin comer a los pibes, es un desatino que no tiene antecedentes. Ni en el 2001 pasó”, dijo López, quien advirtió que si no se revierte la situación “vamos a un plan de lucha durísimo”. “Pasamos de repartir libros y notebook a discutir quién come. Venimos de discutir la media mandarina y la pirámide nutricional, y no vimos que le están sacando el derecho a comer”, advirtió el dirigente gremial.

El trámite para la beca de los comedores consta de dos pasos: uno online, a través de una planilla de 10 pasos, a la que hay que adjuntar mucha documentación (DNI de los padres y hermanos, recibos de sueldo o banda negativa, recibos de alquileres, remedios, certificados de enfermedades crónicas, etc), y otro presencial. En esa misma página hay que solicitar un turno para concurrir a los centros comunales y llevar la documentación original. Pero desde la semana pasada está cerrada la inscripción y no dan más turnos para validar la documentación. Por último, para obtener la beca, que puede ser aprobada al 100 o al 50 por ciento o denegada, la dirección de la escuela debe dar el ok online del trámite.

“Ayer fui a una escuela de La Boca que tiene 500 pibes y solo 400 terminaron el trámite de la beca”, contó López, y remarcó que “la directora tiene que decirle a 100 chicos de 6 años que están todo el día en el colegio, desde las ocho de la mañana hasta las cuatro de la tarde, ‘vos no comés, porque los concesionarios van a traer 400 raciones y no 500. Aunque escriban ‘querida familia’, para que los padres retiren a los chicos si no tienen plata para pagar, son canallas que quieren sacarles la comida”.

Para revertir la situación presentaron la ley de Universalización y gratuidad para que el Servicio de Comedores Escolares, Refrigerios y Viandas sea un servicio público en consonancia con lo establecido por los artículos 20, 22, 24 y 46 de la Constitución de la Ciudad. 

El proyecto establece en su artículo 2 “la universalidad y la gratuidad de todos los servicios alimentarios que se brindan en los establecimientos educativos de todos los niveles y modalidades dependientes de la Dirección General de Educación Estatal del Ministerio de Educación e Innovación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, respetando los principios de Seguridad Alimentaria y Alimentación Saludable”.

Y en su artículo 9 fija que “el Poder ejecutivo brindará el servicio de desayuno, merienda, comedor (almuerzo y cena), refrigerio y vianda en forma gratuita a todos los/as alumnos/as que lo consuman en las escuelas dependientes del Gobierno de la Ciudad. Para los asistentes a jardines maternales o a escuelas o colegios con régimen de internado, se asegurará la gratuidad y universalidad del servicio de cena que se suministre en tales jardines, escuelas o colegios”. 

También define el tipo de alimentación necesaria, que debe ser saludable y variada: “Se entiende por “alimentación saludable” aquella que incluye una cantidad equilibrada de macro y micro nutrientes, acorde a los requerimientos nutricionales de cada individuo. Se entiende por “alimentación variada” aquella que incluye todos los grupos de alimentos, asegurando el equilibrio de nutrientes; y por “alimentación segura” aquella que minimiza los riesgos sanitarios, a partir del control de los alimentos y la aplicación de las buenas prácticas de manufactura”. 

Para concluir, López señaló que “vamos por la restitución del presupuesto educativo para que vuelva al 30 por ciento, y por la sanción de una ley que garantice que no se le va a sacar el plato de comida a los niños en la escuela”.


Por Nicolás Romero - Pagina 12