Volver

Subte: Las mentiras de Larreta

Hace unas semanas vimos cómo el gobierno porteño “endureció” su postura ante el reclamo salarial de los trabajadores del subte. En ese contexto, Rodríguez Larreta y sus funcionarios se sucedieron prolijamente en los medios para desautorizar con falsedades las demandas laborales de las y los trabajadores del subte.  En esta nota desarmamos, desde una mirada del derecho laboral, cada unas de esas mentiras.


1. “Una cosa es hacer una huelga y otra cosa es cortar el servicio” 

Engañoso. Si bien pueden ser dos cosas distintas, lo cierto es que cuando se ejerce el derecho de huelga y se deja de trabajar, es lícito “cortar el servicio”, se trata del ejercicio de un derecho constitucional, como el derecho de huelga.


2. “El servicio de subte es un servicio esencial y por lo tanto no puede ser interrumpido” 

Falso. Tanto la OIT como la ley vigente no consideran al transporte como un servicio esencial. Son solamente aquellos cuya interrupción pudiera poner en peligro la vida o la seguridad de las personas. La ley solo permite imponer guardias mínimas en establece que solamente son esenciales los servicios sanitarios y hospitalarios, la producción y distribución de agua potable, energía eléctrica y gas y el control del tráfico aéreo (art. 24 ley 25.877).

3. “Los delegados no dejaban trabajar a los que querían hacerlo” y “Desde que la policía detuvo a los metro delegados no hubo más paros”

Falso. Cuando fueron detenidos, los delegados estaban poniendo en marcha las formaciones para reanudar el servicio puesto que estaba por finalizar el paro realizado sólo en dos líneas. Contrariamente, la detención generó un paro en todas las líneas que se cumplió sin que hubiera ningún trabajador en las vías “impidiendo” trabajar, o sea, el paro se realizaba voluntariamente.


4. “Lanzaremos una convocatoria a ex empleados del subte, con experiencia como conductores para reentrenarse y estar en condiciones de manejar las formaciones”.

Este tipo de expresiones, como la que hizo Vidal en el marco del conflicto docente en la Provincia de Buenos Aires, afortunadamente nunca terminan llevándose a la práctica. La contratación de trabajadores "rompehuelgas" ha sido considerada contraria a la libertad sindical por la OIT (Comité de Libertad Sindical de la Organización Internacional del Trabajo; Recopilación de 2006, párrafo 632) y, por lo tanto, prohibida en nuestro ordenamiento jurídico (conforme los arts. 1, 4, 5, 6 y 53 de la ley 23.551 de asociaciones sindicales).

5. “El paro es ilegal porque el gremio es ilegal”.

Falso. Ningún sindicato es ilegal. Incluso aquellos que todavía no se han institucionalizado con la inscripción en un registro, son legales. Además, el sindicato de los metrodelegados es un sindicato “legalizado” por su inscripción gremial y su personería jurídica. Otro tema distinto es la discusión sobre la personería gremial en ese ámbito, si corresponde a la UTA o al sindicato de los metrodelegados. La propia Constitución garantiza a los trabajadores la “organización sindical libre y democrática, reconocida por la simple inscripción en un registro especial” y recientemente la Corte Suprema dijo expresamente que los sindicatos simplemente inscriptos tienen derecho de huelga (fallo Orellano c/ Correo Argentino).

6. “De alguna manera hay que sacarlos”

Falso. Tienen derecho a quedarse. El paro con presencia en el lugar de trabajo es una de las modalidades más antiguas de la huelga, respecto a cuya legalidad se ha pronunciado infinidad de veces la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Lo actuado por los trabajadores está contemplado en las garantías que asegura el artículo 14 bis de nuestra Constitución.

7. “Fue la Corte Suprema de Justicia de la Nación, ni más ni menos, quien les falló en contra y les dijo que no pueden negociar paritarias”

Falso. La Corte nunca se expidió sobre la cuestión de fondo respecto a la personería gremial, que se encuentra en litigio con la UTA, sólo revocó el otorgamiento de la personería gremial por cuestiones formales del procedimiento administrativo en el ámbito del Ministerio de Trabajo, pero nunca se expidió sobre la cuestión de fondo.

8. “Tenemos una limitación que nos impone la CSJN”. “No podemos negociar paritarias con los metrodelegados porque no tienen personería gremial”

Falso. Sí se puede. Desde el año 2012, el Gobierno viene “pudiendo” discutir paritarias con los Metrodelegados aun cuando no tenían la “personería gremial”. Inclusive este mismo año fueron convocados a reuniones con el gobierno porteño por temas paritarios. La buena fe en la negociación implica que el gobierno no puede desconocer sus propios actos.